Galería

Cómo liberarte del pasado

Cómo liberarte del pasado   

Cómo liberarte del pasado

 “El pasado quedo atrás, el futuro aún está por venir. El presente es ese instante que debemos atesorar como único e irrepetible.”

 Cuantas veces se te hace imposible liberarte del  pasado? O  quizás no quieras liberarte del pasado?

 No importa si se trata de un pasado doloroso, un pasado feliz, un pasado lleno de buenas o malas noticias, pero muchas personas, se aferran a él de tal forma, que les resulta imposible romper las cadenas con aquello que ya sucedió.

El pasado, suele dejarnos huellas y por consiguiente a condicionarnos a actuar de determinada manera en el futuro, sin dejarnos ver, que el presente es lo que realmente vale la pena y nos forjará el camino hacia lo que vendrá.

Lo cierto es que si no nos liberamos del pasado, será muy difícil poder construir un presente feliz, porque estaremos mirando hacia atrás en cada momento, nos sentiremos inseguros y nos costará mucho, disfrutar de cada instante.

El pasado no se puede cambiar, pero lo que sí se puede cambiar su concepto, es decir, la manera en que nos situamos ante él. Tampoco se puede olvidar, pero puede ayudarnos a aprender de las experiencias vividas, a crecer y a fortalecernos.

Y si bien no existe un manual que pueda decirnos cómo liberarnos del pasado, con la ayuda de nuestra fuerza de voluntad, podremos conseguirlo.

Como liberarse del pasado

 Respirar nos enseña a vivir el presente

 Podrá parecer ilógico, pero nuestro propio cuerpo, puede ayudarnos a tranquilizar nuestra mente y enseñarnos muchas más cosas de las que jamás hemos imaginado.

 La respiración es parte del correcto funcionamiento de nuestro organismo, pero además, nos ayuda a centrarnos en el momento presente.

Si nos concentramos unos instantes en nuestra respiración, no sólo nos sentiremos más relajados al cabo de algunos instantes, sino que podremos aprender a dejar atrás, aquello que ya sucedió.

Cada respiración es única e irrepetible en nuestra vida.

Cuando inhalamos, somos capaces de recibir ese aire puro, nuevo, lleno de vida. En cambio, cuando exhalamos, eliminamos todo aquello que ya no es útil para nuestro cuerpo, dándole lugar a una nueva inhalación. Vaciamos nuestros pulmones, para recibir aire nuevo.

Lo mismo debe suceder con nuestro pasado. Si no vaciamos nuestra mente de recuerdos, será imposible darle lugar a lo que está por venir en nuestra vida. La respiración nos ayuda a soltar todo aquello que nos daña, para darle lugar a lo nuevo.

La respiración también nos enseña a situarnos en el momento presente, si prestamos atención al proceso respiratorio, descubriremos que por unos momentos, conseguiremos meditar, es decir, situarnos en el momento presente.

Al igual que sucede con el proceso respiratorio, la LIBERACION del pasado, no consiste en olvidar, sino en poder disfrutar del momento presente sin limitaciones.

Además de la respiración, existen otras actividades capaces de ayudarnos a liberarnos, aunque sea por unos instantes, del pasado: mirar una película, leer un libro, concentrarnos en una actividad sin distraernos, y todo aquello que nos permita situarnos en el momento presente.

 Cuando conseguimos situarnos en el presente tan solo por unos segundos, nuestra mente se irá acostumbrando a vivir cada momento y poco a poco lograremos liberarnos del pasado.

Cómo liberarte del pasado

Comments