Como ser mas Efectivo

Cómo ser más efectivo haciendo menos cosas.           Cómo ser más efectivo

 

Nuestra época parece estar diseñada para poder hacer la mayor cantidad de tareas simultáneamente. Asistidos por la tecnología, podemos estar en el trabajo y al mismo tiempo contestar mails, mensajear por blackberry, atender un llamado y leer blogs todo a la vez. Supuestamente, quienes logran realizar mayor cantidad de tareas deberían llevar una vida con más logros en menor cantidad de tiempo. El ejemplo de arriba sería la imagen de una persona exitosa.

El problema de esta teoría, es que atenta contra la salud del hombre. No estamos hechos para llevar tantas cosas adelante al mismo tiempo. Asimismo, existe la falsa creencia de que estar ocupado es ser productivo, cuando las dos cosas son absolutamente opuestas.

Frente a esta “necesidad” de hacer mucho y rápido, la modernidad ha engendrado una nueva forma de actuar. En el libro “El poder de lo simple”, Leo Babauta explica el cambio necesario hacia un nuevo paradigma, donde hacer un menor número de tareas te ayudará a ser más efectivo y así más exitoso.

La clave, según este autor, es seleccionar las acciones importantes de tu día y simplemente descartar todo lo secundario. Este es el camino a un doble beneficio: mayor efectividad y menor estrés.

Hacer menos para lograr más.

La realidad es que, si lo piensas honestamente, la mayor parte de esas múltiples acciones que realizas no son importantes para tu vida, tu carrera o tus objetivos. No necesitas realmente leer 20 blogs, 50 emails y mandar 100 mensajes en un día. No son centrales para el desarrollo de tu vida.

Sin embargo, son esas pequeñas actividades paralelas las que nos mantienen todo el tiempo ocupados y nos previenen de terminar lo importante. Puedes hacer decenas de cosas en el día y no lograr nada significativo para ti. En otras palabras, estar ocupado no significa estar haciendo algo relevante.

Para ordenarnos y ser más efectivos, el desafío es simplemente hacer menos cosas. Esto requiere establecer prioridades, seleccionar lo importante y dejar de perder el tiempo con lo secundario.

Si hoy sólo me fuera permitido hacer 3 cosas en la mañana, ¿cuáles serían? Seguramente la respuesta incluiría las acciones más significativas y provechosas para tu día y tu vida. El blackberry y el e-mail probablemente no estarían entre ellas.

Si pudieras establecer las prioridades para tu día, te enfocarías en lo central y lograrías progresar en forma diaria. Sólo debes identificar cuáles son las dos o tres acciones que te acercarán más a tus objetivos hoy. No más que eso. Puedes escribirlas la noche anterior, y ocuparte de ellas en la mañana. Verás como tu jornada cambia drásticamente.

Esto también ayuda a hacer foco en tus objetivos, desechando todo lo que no te acerque a tu ideal de vida. Si tienes claras tus elecciones y lo haces en forma consistente, lograrás en horas lo que antes te llevaba semanas. 

En este sentido, manejar tu vida de esta forma no sólo es bueno para tu salud. Hacer menos cosas y ser más efectivo también te dará un margen de crecimiento mucho mayor en tu carrera profesional, en tu vida familiar y te ayudará a disfrutar más de las actividades que te apasionan.

Tendrás más tiempo para tu familia, lograrás progreso consistente en tu trabajo y podrás hacer todas las actividades extra que te gustan sin necesidad de jugar con tu salud.

Tema: [Cómo ser más efectivo]  Gracias a Francisco  Carrio por su  colaboración  en  este Articulo Para el  Blog de Bernabé Arias.com