Galería

Curso de superación personal I

 

Curso de superación personal I

Curso de superación personal I

Curso de superación personal I

Como se ha mencionado en artículos anteriores, la superación personal es el proceso de transformación y crecimiento de un individuo, que consiste en adquirir nuevas maneras de pensar y cambios en su comportamiento, para lograr así, una mejor calidad de vida.

Para conseguir que esto suceda en la vida de cualquier ser humano, primero, se deberá contar con una enorme fuerza de voluntad y luego, estar dispuesto a realizar el aprendizaje necesario.

En este artículo, comenzarás a descubrir la manera de desarrollar tu superación personal.

Existen dos palabras relevantes en el camino de la superación personal. Una de ellas es la autoestima y la otra es el autoconocimiento.

La autoestima, es el amor que nos tenemos a nosotros mismos y el autoconocimiento se refiere a cuánto sabemos de nosotros mismos. Pero además, existe otro término en el que debemos enfocarnos para conseguir la superación personal: Autocontrol.

Porque si nos conocemos lo suficiente, para poder modificar las conductas indeseadas y si nos amamos lo necesario, como para desearnos a nosotros mismos lo mejor en esta vida, debemos trabajar intensamente, para conseguir el autocontrol que nos conducirá a la superación personal.

Al igual que con cualquier proyecto, la superación personal deberá establecerse como una meta a alcanzar. Esto se debe a la gran cantidad de creencias adquiridas con el paso de los años, que nos recuerdan que hemos fracasado muchas veces y nos dicen en voz baja: “no podrás lograrlo”.

Entonces, para revertir esta creencia y alcanzar cada objetivo propuesto, debemos primero conocer la forma de conseguir cada meta. Esto nos ayudará a incorporar la nueva creencia, de que todo lo que queramos en la vida, si contamos con el firme propósito y utilizamos la metodología correcta, se puede lograr, incluso, nuestra superación personal.

Planeamiento de superación personal

Una meta, puede ser cualquier cosa que deseemos. Comprar un automóvil nuevo, cambiar de casa, ascender en el trabajo, conseguir una pareja estable, vacacionar en un lugar remoto, etc.

Lo importante, es que cada una de las metas que nos propongamos sea honesta, propia, posible y concreta. Honesta, porque debe tratarse de algo que deseemos conseguir nosotros mismos, no de algo impuesto por familiares u otras personas de nuestro entorno.

Propia, porque no debemos involucrar a otras personas en nuestra meta, ya que será mucho más difícil de conseguir.

Realista, porque es común que muchas personas deseen convertirse en multimillonarios de la noche a la mañana, por citar solo un ejemplo, y si bien ser millonario es posible, será muy difícil que esto se consiga en un mes.

Y concreta, porque no basta con desear ser feliz, por ejemplo, sino que esto requiere del logro de pequeñas metas más específicas.

El segundo punto relevante, a la hora de planificar nuestra meta de superación personal, es establecer los pasos a seguir para concretarla. Por ejemplo, si la meta consiste en bajar 5 kilogramos de peso en un mes, se deberá plantear una dieta y un programa de ejercicios que incluirán una conducta de rutina y perseverancia, en donde es conveniente ir anotando cada pequeño logro, que funcione como incentivo.

Es recomendable comenzar el proceso de superación personal con la concreción de metas sencillas. Porque a medida que se van logrando, las personas adquirirán mayor fuerza de voluntad, una actitud más positiva y estarán en el camino correcto hacia la superación personal.

Curso de superación personal I