Galería

Derek Anthony Redmond (ejemplo inspiracional)

      Derek Anthony Redmond

Derek Anthony Redmond, durante su carrera atlética mantuvo su récord de 400 metros de Gran Bretaña, ha sido ganador de la medalla de oro en el 4×400 del Mundial, Europeo y de la Mancomunidad ahora le faltaba una nueva batalla, los Juegos Olímpicos de Barcelona, aquella carrera marcó su vida para siempre, pero dejó para el mundo que no se ha borrado en todos estos años y es el ejemplo de la perseverancia.

Derek se había preparado muchos años para esta prueba y deseaba marcar la diferencia. Todos los competidores se habían puesto en la línea de meta cada cual iba a dar lo mejor de sí mismo y nadie estaba dispuesto a perder, lo llevaban en su sangre ser vencedores. Son esos momentos únicos en la vida cuando la adrenalina corre por las venas como torrente cuesta abajo, y el objetivo de nuestra mirada es la meta.

Al oírse por los aires el sonido de partida, aquellas maquinas vivientes se pusieron en marcha, lucharon todos los atletas y fue en los momentos cuando más se exige en la vida de sí mismo, cuando la batalla pende de un hilo, Derek sufrió una lesión en su pierna que le imposibilitó continuar, Derek caía derrotado y lloraba amargamente, no podía creer que años de duro trabajo ahora se terminaría cruelmente.

Cuando se piensa que todo se ha perdido, nace una esperanza, lo importante no es ganar sin sentido sino de hacer algo totalmente diferente, que marque la diferencia. El mundo gana siempre de la misma forma pero los verdaderos vencedores hacen la diferencia y dejan una marca en el corazón de todos.

Derek se levantó con su pierna inerte y perseveró en su carrera. Sus amigos quisieron detenerlo, el público ovacionó su valor y tenacidad; su padre quiso detenerlo pero él le pidió que le ayudara a llegar a la meta.

Dereck marcó la diferencia, alcanzó la meta de una manera distinta, mostró al mundo que hay distintas formas de ganar, triunfar en la vida no es hacer siempre lo mismo que hacen los demás, es marcar la diferencia y dar verdaderas lecciones de fe, de tenacidad y de perseverancia sin la cual nunca se llegará a la meta final.

Derek Anthony Redmond inspiracional ejemplo