Galería

El camino estrecho II

   El camino estrecho2      El camino estrecho II

Las mayores dificultades y la más penosa crisis viene cuando estás más cerca de la meta, cuando la esperanza está por morir. Mientras se viva en un lugar seguro sin dificultades ni sufrimiento no se está avanzando sólo se está disfrutando del momento.

Aquella familia había saltado hacia la montaña del progreso dejando atrás la montaña del pasado, del pesar y de las cosas con las cuales uno queda conforme, su equipaje quedó abandonado, sus pies descalzos sentían la fría montaña del progreso y miraron a la cúspide pero el camino estrecho no había cambiado en nada.

¿Cómo puede uno estar en la vía del progreso y tener por delante un camino estrecho y dificultoso? preguntas que se hacían y sin que nadie les diera una respuesta. Después de descansar debían avanzar, el éxito sólo lo conseguirían estando en constante actividad, pero aún podían retroceder y abandonar la tierra del progreso pero aquella familia no son de los que retroceden y no esperan mejores tiempos para continuar, en ¡marcha! se corrió la voz por el alcantilado del horror.

Mejores tiempos no se veían, en el ocaso el sol se despedía como no queriendo ver lo que vendría y la noche se aproximaba muy rápidame y densas nubarrones anunciaban una gran tormenta. Las quejas volvieron aparecer ¿cómo en la montaña del progreso el sol se ha escondido y una negra noche ha caído y añadir a todo esto semejante tempestad? además es imposible viajar por el camino estrecho que se ha convertido en un peligro.

Cuando el triunfo lo tenías tan cerca viene lo inexplicado, lo que oscurece la vida en un instante y una tormenta de desaliento y desánimo envuelve nuestras vidas, imposible avanzar dirás, no veo nada más allá, estoy en quiebra, o perdí mi empleo, estoy arruinado o no hay salida y quedas ofuzcado sin saber qué hacer.

En las altas montañas las tormentas son más terribles, hasta las mismas rocas rugen y parecen romperse en pedazos, sin ver para donde vas, aún sientes que tus pies van por el camino estrecho, la vía del éxito no se ha apartado de ti, mientras sigas el triunfo te acompañará aunque no lo veas.

El  camino estrecho.II

Y es a medianoche, cuando la esperanza está por sucumbir y las lágrimas se mezclan con la lluvia cuando un rayo de luz muy tenue anuncia que ha terminado tu desafío y de que aquella tempestad se ha convertido en un hermoso observatorio del éxito, donde titilan millones de estrellas que alcanzaron el triunfo final. El camino estrecho te llevó a un lugar seguro donde el éxito es alcanzable.

Escrito por Washington Celi para el blog de Bernabé Arias Editado por Bernabé Arias de Únete al Éxito

El camino estrecho II