Galería

La Conquista de Babilonia

   la Conquista de Babilonia  La Conquista de Babilonia

Tiempo atrás  (a.c.) de nuestra era, existió uno de los Imperios más poderosos que hayan existido sobre aquel tiempo en Tierra. Babilonia,  Enormes  palacios bellos jardines colgantes, catalogados como una de las 7 Maravillas del Mundo, enormes fortalezas era considerada La Ciudad mas poderosa del mundo. Sólo hubo un hombre pudo atreverse y derribar su fortaleza.

Nadie podía atravesar los muros de Babilonia, su ejército había desbastado grandes población y había tomado rehenes, jóvenes y fuertes para prepararlos en el conocimiento de las ciencias de aquella época. Su imperio prometía extenderse aún más y nada lo iba a detener.

Mientras se expandía, en otro sitio Alejandro Magno, con un nuevo ejército que era rápido como el rayo para conquistar, se atrevió a amenazar a la gran fortaleza. Con su ingenio en una noche fatídica y cuando las aguas del río de Babilonia bajaron, su ejército entró por su punto débil, las cubiertas del río que dan acceso a la ciudad. Aquella noche sucumbió un gran imperio de tiempo antiguo.

Hoy en día, se necesita del ingenio para derrumbar aquellas barreras, fortalezas aparentemente inexpugnables y conquistar imperios que han tenido por mucho tiempo su dominio. Nuestra voluntad debe ejercer tal poder de dominio propio para vencer las barreras del egoísmo, de la negatividad de las cosas y con positivismo lograr vencer primeramente a nosotros mismos y luego las amenazas externas que nos impiden avanzar hacia el progreso y la superación personal.

Tenemos una lucha por delante, victorias aún no saboreadas, nuestro alcance es el infinito, la conquista apenas comienza a ser aprovechada. Cada victoria nos prepara para la siguiente, aún no estamos totalmente formados, aún no hemos llegado a la perfección.

Y como aquel legendario conquistador que con su ingenio y aprovechando la oportunidad va adelante sin mirar atrás, nosotros podemos ser grandes conquistadores, luchadores de renombre que marcarán un hito en la historia.

Sin Embargo  el primer paso  empieza en nuestro interior y  será una férrea lucha jamás librada.

De que sirve conquistar todo un imperio  si  no hemos empezado por nosotros mismos…

Para algunos será un sueño dorado  el  sentirse importante puesto  que internamente nuestra vanidad busca reconocimientos el  ego busca ambición,  no  os confundas en ningún momento  estoy en contra de las riquezas puesto  que venimos destinados para un mundo  de abundancia. de la misma manera no  estoy de acuerdo con la idea de conquistar a otro ser humano para ser sometido ,simplemente estoy usando la ilustracion  de Alejandro magno para asemejar la conquista interior.

La ambición  empieza cuando  queremos tener o lograr ese estatus   solo por vanidad por sentirnos superiores, el hombre o mujer  segur@  de sí  mismo  no  necesita de apariencias para SER, no acumula riquezas mas allá de lo que él  y su familia pueda necesitar  tiene fe está seguro  que le será proveído  todos los bienes en  sobreabundancia, si  por lo  contrario  le tocara  una vida

Llena de luchas de vivir día a día con gusto  aceptara el  reto  en  su interior está seguro  de sí mismo, tiene fe en su  creador y en sí mismo  el ha logrado su conquista interna.

La Conquista de Babilonia