Galería

Leyenda sobre el rayo

Imagen Leyenda del Rayo       Leyenda sobre el Rayo

Antiguamente se creí que el rayo y el trueno era un mal presagio para la población y de que nada podría venir sino una calamidad, muchas poblaciones huían del rayo y del trueno, pensaban aquellas personas que Dios estaba airado y de que exigía la muerte de cada uno, pero existe una lección cada vez que una tormenta de rayos se aproxima.

Cuando niño temía al rayo y al trueno, su luz cegadora era sinónimo de temor y de reverencia. Nuestros abuelos nos inundaban de muchas historias increíbles y una en especial ha quedado esculpida en mi mente, que: detrás del rayo el trueno. A la edad de niño nos fascinan estas inquietantes historias y nos sentábamos junto a sus pies para escucharlas atentamente, a continuación  le narrare una muy  especial

 “Leyenda sobre el Rayo”  

Cierto señor de una gran hacienda había sembrado semillas especiales para su terreno y puso a sus siervos para que aquella noche velaran sobre ella, los puso alto en una torre y desde allí vigilarían. Pero aquella noche iba a ser distinta pues había caído la más espantosa tormenta de rayos y truenos que aquellos hombres que estaban en lo alto de la torre bajaron apresurados y fueron y se escondieron.

Una vez pasada la tormenta aquellos vigilantes se habían dormido, el enemigo vino y tomó de las semillas que habían cultivadas y plantó otras, así lo hizo varias veces. El señor de aquella tierra analizó la situación y descubrió que sus siervos huían entre los rayos y truenos por lo que aprovechaba el enemigo. Por lo que esta vez iría con ellos a la torre.

Similar a las anteriores noches aquellos hombres temieron pero a la voz del amo se mantenían firmes y alcanzaron ver a lo lejos al enemigo que venía a destruir su cultivo pues creía que habían huido como las anteriores veces. Pero grande fue su sorpresa y fue tomado y lo encarcelaron

Cierto proverbio dice que al ojo del amo los problemas se disipan, a pesar de la cruel tempestad que puede estar sobreviniendo siempre hemos visto que cuando está el dueño del negocio o el jefe de la casa las cosas tienen otro rumbo y trae cierto aire de confianza, la paz llega a pesar de la tormenta y de los innumerables problemas que se presentan.

Leyenda sobre el Rayo