Galería

Mi codigo de honor

Mi Codigo de Honor     Mi codigo de Honor

Los valores forjan al ser humano para toda clase de dificultades que se presentan en la vida, el hombre del siglo XXI es bio – electro – mecánico – espiritual y debe regirse con  un código inquebrantable, debe portar una sola bandera e incrustarla en campo enemigo pero para ello debe tener disciplina, madurez emocional, madurez mental, crítico de sí mismo y respetar los principios que forman el carácter.

Todos tenemos un código de honor, una obligación para con nosotros mismos, son los principios que rigen nuestras vidas, así como  los soldados que sin importar aún de sus propias vidas, ya sean que hayan tenido que salvar a cientos de personas o menos que ellos, a una sola persona, nuestro código de honor debe ser cumplido con prontitud y exactitud.

Los principios son inquebrantables, las leyes son inquebrantables porque rigen nuestra norma de conducta. Preparar a un hombre bajo normas de disciplina estricta lo hacen mental y espiritualmente poderoso. En la actualidad no hace falta más principios,  se necesita hombres y mujeres de principios, que no rompan su código de honor, que sea versados en el conocimiento de lo que es justo, que no se dejen sobornar, que no se compren ni que se vendan, se necesitan hombres de principios sólidos, que hagan madurar el campo fértil, que cosechen la semilla que otros sembraron.

El bienestar del universo dependerá de hombres de principios que mantengan su código de honor inquebrantable. El ser humano podrá estar sujeto con cadenas, soportar los más terribles azotes, las amenazas contra su vida o su familia, el mundo entero puede estar siendo conmovido pero un verdadero hombre no romperán ni en la sola tilde su código de honor ni aún con su pensamiento.

La belleza angelical de una mujer no podrá tender sus hilos dorados para entrampar al que se rige por principios fuertemente arraigados porque su vida depende de ello y es que existe un principio viviente que forma nuestra personalidad, un valor moral que con tal firmeza sobrepuja el entendimiento, una actitud hacia nuestros deberes más sagrados y ¡ése es nuestro código de honor!, ¡es la vida misma!, ¡es nuestro compromiso de ser cada día mejores! ¡De servir por amor! ¡De entregarnos por los demás!

Mi código de honor cruza por mis venas e irriga cada vaso sanguíneo, fluye en mí con tal poder que me hace invencible para todo terreno, inconmovible y poderoso.

Escrito por Washington Celi.  Editado por Bernabe Arias de Unete al Exito. 

Mi Codigo de Honor

Mi Codigo de Honor

Comments
  • Post a comment

    Threaded commenting powered by interconnect/it code.

  • Monisha 6 agosto, 2014 at 7:36 PM

    En la India se dice que el ser humano tiene dos emneoiocs principales, el AMOR y el MIEDO, entonces la primera formula matematica que se le viene a uno es que entre mayor el amor es menor el miedo. Espero encontrarme en el libro aspectos que sumen el amor y que resten el miedo. muchas gracias

  • […] guerra se gana con una buena ofensiva y confeccionar una armadura apropiada para la batalla fue el arte de los grandes personajes que se hicieron renombrar. Uno de […]