Reflexiones y pensamientos de amor

Reflexiones y pensamientos de amor Reflexiones y pensamientos de amor

 Existen muchos tipos de amor. El triste amor no correspondido. El nostálgico amor a la distancia. El revoltoso amor platónico. El sincero amor correspondido. El discrepante amor diferente. El amor de un padre a un hijo.

Tantos tipos de amor, que llenarían este espacio con historias verdaderamente dignas de contar. Pero en realidad el amor, mas allá de las circunstancias en las que se presente, es el mismo.

Muchos dicen que este sentimiento duele, otros afirman que es el único capaz de sanar las heridas. Y tal vez, se trate de lo mismo. Quizás el único sentimiento capaz de sanar, sea el que alguna vez nos ha lastimado.

El amor es capaz de mover montañas, de motivarnos a seguir adelante, de llenarnos de proyectos y de ilusiones y quizás también, de causarnos tristezas.

Pero no seríamos nada si no fuésemos capaces de amar. Con todo lo que el amor y la responsabilidad de regar su plantita cada día de nuestras vidas implica.

Si nunca te has enamorado por miedo a sufrir, te reto a que lo hagas. El sufrimiento es opcional. Porque cuando existe un verdadero amor, nada es capaz de destruirlo. Y si el amor se termina es porque el universo tiene otros planes para hacerte disfrutar de él.

Todo lo que deseas es capaz de cumplirse de tal manera, que quizás el amor sea el mejor camino a tomar. No huyas de él. ¿Conoces la leyenda del amor?

A continuación, una verdadera reflexión sobre el amor y los sentimientos. 

La leyenda del amor

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando El Aburrimiento había bostezado por tercera vez, La Locura, como siempre tan loca, les propuso:

¿Vamos a jugar a las escondidas?

La Intriga levantó la ceja intrigada y La Curiosidad sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y cómo es eso?

Es un juego, explicó La Locura, en el que yo me cubro los ojos y comienzo a contar, desde uno a un millón, mientras ustedes se esconden. Y cuando
yo haya terminado de contar, el primero de ustedes al que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó secundado por La Euforia. La Alegría dio tantos saltos que
terminó por convencer a La Duda, e incluso a La Apatía, a la que nunca le
interesaba nada.

Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué? si al final siempre la encuentran.

La Soberbia opinó que era un juego muy tonto (En el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y La Cobardía prefirió no arriesgarse…

Uno, Dos, Tres…; comenzó a contar La Locura. La primera en esconderse fue La Pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino.

La Fe subió al cielo y La Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse. Cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para cada uno de sus amigos. Un lago cristalino: Ideal para La Belleza. La hendija de un árbol: Perfecto para La Timidez. El vuelo de una mariposa: Lo mejor para La Voluptuosidad. Una ráfaga de viento: Magnífico para La Libertad. Así que  terminó por ocultarse en un rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio,
ventilado y cómodo… pero sólo para él.

La Mentira se escondió en el fondo de los océanos (Mentira, en realidad se
escondió detrás del arco iris) y La Pasión y El Deseo en el Centro de los
Volcanes.

El Olvido… se me olvidó donde se escondió… pero eso no es importante.

Cuando La Locura contaba, El Amor aún no había encontrado sitio para
esconderse, pues todo se encontraba ocupado… hasta que divisó un rosedal y
enternecido decidió esconderse entre sus flores.

Un millón; contó La Locura y comenzó a buscar.

La primera en salir fue La Pereza que se encontraba a sólo a tres pasos de una piedra.

Después se escuchó a La Fe, discutiendo con Dios sobre Teología, y a La Pasión y a El Deseo los sintió en el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a La Envidia y claro, así pudo deducir dónde estaba El Triunfo.

El Egoísmo no tuvo ni que buscarlo; el solito salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a La Belleza. Y con La Duda, resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de qué lado esconderse.

Así fue encontrando a todos. El Talento se encontraba entre la hierba fresca, La Angustia en una oscura cueva, La Mentira detrás del arco iris… (Mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta El Olvido… que ya se le había olvidado que estaba jugando a las escondidas. Pero el amor no aparecía por ningún sitio.

La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la
cima de las montañas.

Y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosedal y tomó una horquilla. Comenzó a mover las ramas, cuando de pronto, un doloroso grito se escuchó: las espinas habían herido los ojos del Amor: La Locura no sabía qué hacer para disculparse, lloró, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la
tierra… El Amor es ciego y La Locura lo acompaña siempre.

El Blog Bernabe Arias le da las gracias por su lectura

Reflexiones y pensamientos de amor

 

Comments
  • Post a comment

    Threaded commenting powered by interconnect/it code.

  • Sofia 21 marzo, 2014 at 2:46 PM

    Cuando amamos a una persona en verdad, vemos todo de ella, desde sus defectos y sus virtudes y este pensamiento es muy certero, me encanto, digno de compartir.

  • Niberka 10 enero, 2014 at 5:56 PM

    Se lo dedicare al amor de mi vida, a ella le encantan este
    tipo de frases

  • Bernabe Arias 21 octubre, 2012 at 12:06 PM

    Gracias me agrado su comentario, sin embargo no pude aprovarlo antes pues
    si blog fue atacado con sobrecargo de informacion y fue suspendido por un dia.
    Asi que hasta hoy pude aprovar su comentario. con todo gusto seguire publicando
    articulos unicos

  • Avefenix 16 octubre, 2012 at 7:12 AM

    La vida nos ausenta en ocasiones de lugares que son tan gratos de visitar ,sin embargo, nos premia con momentos libres para llenarme de energía cuando descubro espacios como el tuyo.
    Qué grata me siento , al entrar en tu rincón que es esperanza, meditación,debate de conciencia y una gran cuota de afectos y poesías.Te seguiré sin lugar a dudas. Espero me visites para unir lazos de pensamientos y reflexiones.