El Camino a tus objetivos

El camino a tus objetivos                   El camino a tus objetivos

La mayoría de los desafíos que enfrentes en tu vida, se verán al principio como laberintos impenetrables. Si buscas empezar una nueva carrera, lanzarte hacia un negocio o cambiar algún aspecto de tu vida, el miedo a empezar es tu principal enemigo.  Esta es la principal razón por la cual abandonamos nuestras ilusiones y sueños incluso antes de haberlo intentado.

Una vez que identificas tus objetivos,  cualquiera sean, la reacción siempre será la misma: “estoy demasiado lejos de alcanzar eso que quiero”. Si bien visualizar ayudará para darte cuenta de qué quieres para tu vida, una vez decidida tu meta, el camino parecerá infinito.

“El Camino a tus objetivos

Si quieres empezar un nuevo negocio, por ejemplo, la conformación de tu red de relaciones, el posicionamiento de tu marca y los avatares de la actividad económica pueden hacerte creer que es casi imposible. Es que al ver lo que tienes que hacer como un todo indivisible, nunca encontrarás más que un freno a tus ambiciones. El camino simplemente te parecerá demasiado largo y difícil.

En su libro “El programador apasionado”, el técnico IT Chad Fowler muestra con un ejemplo práctico cómo debemos empezar a caminar hacia nuestras metas.

Fowler cuenta el caso, similar a muchos en nuestras vidas, donde arreglar un programa de ventas de una empresa parecía una empresa imposible. Tenía miles y miles de errores, todos igualmente difíciles de solucionar. En lugar de paralizarse y rechazar el proyecto (la opción más sencilla en apariencia), este ingeniero tuvo una visión: dar un pequeño paso cada día hacia arreglarlo.

La pregunta cambió de repente. En lugar de la desmoralizante “¿estamos cerca de lograr nuestra meta?”, la compañía adoptó esta otra: “¿estamos más cerca de hacerlo que ayer? “Este pequeño giro motivó a los empleados a solucionar un problema en el programa (chico o grande) cada día, como mínimo. Todos pusieron su granito de arena cada día para arreglar ese bendito software. De a poco, esa maraña aparentemente eterna de problemas comenzó a tomar forma, motivando a todos a seguir adelante”.

De más está decir que la empresa terminó arreglando el programa y recibió una buena recompensa por eso. Pero la lección se aplica a todos los órdenes de la vida, sobre todo a esos grandes objetivos que parecen inalcanzables.

Sea lo que sea que estás buscando, ¿estás hoy más cerca de alcanzarlo que ayer? Un pequeñísimo paso, seguido de otro igualmente pequeño, es la mejor técnica para ayudarte a empezar y comenzar a motivarte.

Ver el conjunto de obstáculos que tienes enfrente como un cúmulo interminable de dolores de cabeza sólo logrará desmotivarte. Míralos en forma separada, distínguelos y ataca uno por día.

Una vez que empieces, no podrás detenerte. La serie de ínfimas batallas que irás ganando sólo harán que te motives más y más. De a poco llegarás a olvidarte de lo “largo y tedioso” que puede ser el camino para pasar a disfrutar de cada victoria, pequeña o grande. En definitiva, son tus sueños los que estás persiguiendo y no hay nada que no te permita disfrutar de cada paso.

No dejes de perseguir tus sueños porque parecen estar demasiado lejos, o ser demasiado difíciles de alcanzar. Pregúntate cada día si estás más cerca que ayer, encuentra motivación en las pequeñas batallas y tendrás la guerra ganada en poco tiempo.

El Camino a tus objetivos 

Bernabe Arias  unete al exito

 

Comments